RESPUESTA AL CUESTIONARIO DE ADUR SOBRE EL PROYECTO DE LEY ORGÁNICA.

 

Fernando García Préchac

Abril de 2011

1.  ¿Cuales deberían ser, a su criterio, las principales características de la institución que paulatinamente emergería de la aplicación de la nueva ley?

Como acabo de decir, creo que la Ley debe ser parte de la Reforma de la Universidad. Por lo tanto, no creo que se avance mucho con un cambio de estatuto normativo que no esté basado en una idea clara de la forma real que debiera tener la nueva organización de la Universidad,  ajustada (con los márgenes de flexibilidad imprescindibles) al logro de los objetivos que nos propongamos y acordemos.

Sin repasar ningún documento ni resoluciones tomadas por el CDC sobre Reforma, creo que los objetivos más importantes son: la integración de los recursos humanos y materiales para el logro de más y mejor oferta de trayectorias y títulos de grado y posgrado, para el logro de equipos de investigación interdisciplinarios e interservicios (y también interinstitucionales con la incorporación de capacidades externas a la Universidad), todo ello dirigido a la solución de verdaderos problemas de la sociedad (sin por ello abandonar el cultivo del conocimiento por el conocimiento mismo); todo ello en un ámbito de alcance nacional, creando verdaderos enclaves de excelencia universitaria en las principales regiones del país.

El logro de estos objetivos requiere una organización institucional diferente de la que tenemos. Estoy, y esto debe sabérselo al leer mis opiniones, muy influenciado por el modelo universitario de los Land Grant Colleges de los Estados Unidos donde estudié 5 años. Esas Universidades están organizadas en unos pocos Colegios (que por hacer un paralelismo con lo que tenemos, serían algo parecido a las Macroáreas), dentro de los cuales se ubican los diferentes Departamentos Académicos. Si bien la mayoría de las carreras tiene afincamiento principal en un Departamento, siempre hay cursos (en particular los más básicos) que se toman en otros. Todo ello es claramente facilitado (o mejor dicho, posible) por tener toda la infraestructura dispuesta en un único Campus. No hace falta explicar las ventajas de eficiencia y escala del compartir todos los recursos más caros y complejos (una sola biblioteca y servicio de información, emplazamientos únicos de los equipamientos más caros y más pesados, aularios, etc.; facilidades para la instalación de otros servicios públicos de investigación y parques o polos tecnológicos en el mismo Campus, etc.).

Entonces, esa son las características más importantes que yo quisiera que adquiriera nuestra Universidad, tanto en Montevideo como en las Regionales del interior; es lo que espero y hacia donde empujo en el desarrollo de la Reforma. La Ley, debiera contribuir a lograrlo y sobre todo, no impedirlo.


2.   ¿Cuáles piensa que son los principales obstáculos que la actual Ley Orgánica (LO) universitaria impone a los procesos de transformación de la UR?

Si bien la actual Ley tiene espacios para generar reformas, al no estar pensada para una estructura diferente de la que tenemos, el lograrlo suele ser a pesar de ella y las estructuras de desición que dispone.También, los cambios si ocurren lo hacen en tiempos inadecuadamente largos a la implementación de novedades. Pero como una limitante de alto impacto, sus normas albergan poderosos anticuerpos anti reforma y anti cambios, como explico a continuación.

La estructura actual es napoleónica. Está organizada en Facultades que albergan principalmente una carrera profesional y tienen alta autonomía. Como en sus cogobiernos todos los órdenes están “con la camiseta” de su carrera profesional, les cuesta mucho acordar la generación de nuevos perfiles profesionales, parcialmente (o supuestamente o sospechosamente) competitivos con la profesión de la casa y más aún, compartir esas formaciones con otras Facultades y peor aún, con otras instituciones terciarias del Sistema Nacional.

También, es muy difícil (aunque hay excepcionales ejemplos) ver cursos de una carrera ofrecidos por docentes de otros servicios, o aún más difícil, mandar a los estudiantes a realizarlos a otros servicios.

Todos los servicios tienden desde siempre a tener “lo suyo” en cuanto a infraestructura edilicia, laboratorios, equipamientos, etc., así como proveerse del cuerpo docente propio para atender la oferta de cursos de materias básicas o generales a varias carreras de diferentes Facultades.

Contradictoriamente con lo anterior, el cuerpo de funcionarios no docentes de la institución tiene circunscripción única, quitándole la gestión administrativa y por lo tanto a la académica, buena parte de la autonomía de las Facultades (y servicios).

Pero más limitante de la autonomía de los Servicios es no disponer de suficientes recursos presupuestales propios para asignarlos a sus necesidades de enseñanza, investigación y extensión. Esos recursos se logran de fuentes competitivas

Presupuestales (fondos de las Comisiones Centrales) o extrapresupuestales. Por lo tanto, la autonomía de propuesta de ideas y la obtención de recursos para llevarlas adelante, es relativa.

Conviene indicar que los dos últimos puntos indicados (no estoy seguro sobre la circunscripción de los funcionarios) no son derivados de la actual Ley, sino de cómo se ha funcionado dentro de ella.


3.  ¿Le parece conveniente que el funcionamiento académico y de gobierno de la Universidad se base en ámbitos intermedios entre el CDC y los servicios? ¿Hasta qué punto le parece que está cuestión debe estar fijada en la LO?

Del modelo planteado y de lo dicho anteriormente, mi respuesta a la primera de las dos preguntas es afirmativa; creo que sería las actuales macroáreas. Pero no como expresa la pregunta: “….se base….”; yo entiendo que el rol de dichas estructuras en el cogobierno no es el fundamental, sino que todos lo son en medida parecida.

Pero no es viable pasar de la estructura actual a otra como la que planteo, al menos en un plazo de al menos una decena o más años. Si bien se puede ver que no soy un defensor de los Servicios, no puedo desconocer toda la historia y el criterio  general predominante de mantenerlos.

Entonces, ¿para qué una estructura intermedia?

En primer lugar, para generar un espacio que tenga una planificación estratégica que contemple la creación de nuevas ofertas de enseñanza (grado y posgrado), investigación y extensión en el ámbito de cada macroárea. Reconociendo que esto no soluciona las interacciones entre macroáreas (¿podría ser esto responsabilidad de las Comisiones Centrales?,¿del Espacio Interdisciplinario?). Esto implica que además de los recursos de sus Servicios, cada macroárea debería recibir, y  manejar a ese nivel, parte de los recursos que manejan las Comisiones Centrales.

En segundo lugar, porque no se puede perder la oportunidad de concretar en el interior la construcción de Campus (en plural) en cada Regional (CENUR) en el interior. Esto, sin perder la esperanza que también se pudiese avanzar en esta dirección en Montevideo.

En tercer lugar (y tómese nota que recién acá me referiré al “poder”), para simplificar la representación de los “Servicios” en los órganos centrales de gobierno. En mi opinión, la representación en igualdad de delegados de los Ordenes y los Servicios en el CDC y sus Consejos Delegados, como en los actuales, debe ser de las tres Macroáreas.  Agrego, además, que esas representaciones deben ser ejercidas en forma rotativa por los Decanos o Directores y sus Suplentes al CDC (como está dispuesto para los nuevos Consejos Delegados, tomado del anterior CED). Esto implica tomar posición por que los representantes de los Servicios estén claramente identificados como los Titulares electos por los órdenes de cada servicio y no por los electos indirectamente en una reunión general de un nuevo órgano. Esto da certeza, elimina discusiones y obstaculiza acuerdos que pudiesen romper los equilibrios necesarios en tan importante representación.

Al menos estos tres puntos dan idea de la sustancia a discutir y resolver en el nivel intermedio de cogobierno al que alude la primera de vuestras dos preguntas en este ítem.


4.  ¿Qué órganos centrales de gobierno le parece conveniente que prevea la nueva LO y cómo le parece que deberían estar integrados?

Coherente con lo antes expresado, el CDC, los dos nuevos consejos Delegados del CDC, los Consejos de Macroáreas y los Consejos (o Com. Directivas de los Servicios). Además, estarían los Claustros.

En cuanto a las Macroáreas (sería bueno buscar un nombre que diga la idea de Agrupamiento de Servicios, pero que sea más simple), estoy de acuerdo que no hace falta que la Ley establezca cuáles o cuántas son. Pero me parece imprescindible que diga para qué son, y cómo estrnán constituidos, en este punto, tengo claro que los Decanos o Directores son parte de los Consejos de Macroárea, pero no tengo una propuesta para la integración de los órdenes a esta nueva instancia.

Las Asambleas de Claustro de los Servicios no mantendrían el rol de asesoramiento al Consejo del Servicio sobre Planes de Estudio. Para esto, se conformaría una Asamblea del Claustro de cada Macroárea, con la misión de asesorar sobre nuevos Planes de Estudio en toda la Macroárea; esto busca eliminar los actuales trancazos por el pasaje por varios claustros de las propuestas de carreras compartidas entre Servicios. Otro rol d esta Asamblea nueva sería asesorar sobre la elaboración y marcha del Plan Estratégico de cada Macroárea. Estaría conformada por una delegación de los claustros de los Servicos de cada Macroárea.

Capítulo aparte merece la represenatción de los CENURES. Tiendo a Pensar que en forma rotativa tengan representación el el CDC y sus Consejos Delegados. También, que tengan representación en los consejos de Macroáreas con actividad significativa en el CENUR correspondiente, así como en la Asamblea del Claustro de las Macroáreas.


5. ¿Piensa que la autonomía de la UR debe entenderse esencialmente referida a los poderes políticos y que por lo tanto la nueva Ley debiera promover una mayor coordinación con los demás organismos de la enseñanza pública? En particular ¿considera que debieran haber temas que se resuelvan en instancias de coordinación con  algunos o todos los otros organismos de la enseñanza pública? ¿Cuales serían los temas que requerirían esos acuerdos vinculantes entre los diferentes organismos?

Si bien nunca se ha discutido, creo que sería prudente pensar si es bueno seguir sin tener ninguna injerencia del Poder Político, al menos en nuestro Organo Máximo. Creo que un representante del MEC, capaz que hasta sin voto, en el CDC, pudiera servir para pulir muchas asperezas que se suscitan entre la Univ. y el Gobierno. Esto puede sonar a herejía y no es este el sentido de las preguntas. Pero lo debo al menos confesar, para limpiar mi conciencia ante Uds., aunque alguno pueda pedir que me sometan a “juicio político”.

Sobre cómo lograr la coordinación entre los organismos de enseñanza. En primer lugar deberían existir Convenios. Si no se cumpliera con los mismos se realizaría la denuncia, ¿ante quién?. Parece natural que ante los poderes establecidos, PE (MEC) y Poder Legislativo. Pero si hubiese que llegar a esta instancia sería porque las desavenencias son gravísimas.

Parecería claro que si el país dispuso en su Ley General de Educación que la Enseñanza Pública debe funcionar como un Sistema Nacional, este debe tener un Plan Estratégico para cada período de Administración. Lo primero es acordar y conveniar cómo se lo elabora con participación de toda la institucionalidad. Lo segundo que hay que conveniar es el pedido presupuestal, así como su gestión conjunta frente a los Poderes que lo definen. Lo tercero sería la rendición de cuentas de lo hecho en cada período.

En un nivel menor al anterior pero igualmente importante, los convenios deberán establecer el intercambio de docentes, la utilización en común de bienes y servicios que correpondan y los criterios de creditización curricular para todo el sistema terciario y superior.

 

Noticias

Calidad con equidad de género
Ingrese a la Noticia.
Portal de la Universidad
Invitamos a visitar el nuevo formato para el portal de la UdelaR
Enseñanza en la UdelaR
Novedades acerca de todo lo vinculado a la enseñanza en la Universidad de la República.
Convenios
Acceder al listado