RESPUESTA AL CUESTIONARIO DE ADUR SOBRE EL PROYECTO DE LEY ORGÁNICA.

 

Alvaro Díaz

Abril de 2011

 

1. ¿Cuales deberían ser, a su criterio, las principales características de la institución que paulatinamente emergería de la aplicación de la nueva ley?

Un incremento sustancial de la flexibilidad, tanto en la capacidad para la institución de adecuar y modificar con autonomía su estructura académica, como para los estudiantes de movilizarse horizontal y verticalmente dentro de un sistema educativo integrado.

Una organización central cuyo cometido esencial e indelegable sea el diseño y decisión de las políticas académicas a través del cogobierno, y una desconcentración y delegación de funciones que recaigan en otros órganos específicos, con frecuencia cogobernados, las de alta administración, sean en Consejos o Comisiones, y las de administración burocrática en órganos unipersonales, Directores profesionales, supervisados post-facto por el cogobierno.

Una preocupación mucho mayor en los métodos de enseñanza superior, tanto para el juicio sobre los docentes, en la supervisión y corrección efectiva del enciclopedismo y de la masificación, como en las interacciones con la extensión y la investigación.

Una institución que lidere un cambio sustancial de todo el sistema educativo nacional, imponiendo la obligada e imprescindible coordinación de todos los entes públicos de enseñanza, en el entendido que la autonomía es un bien muy preciado para evitar la intromisión de la pequeña política en los entes de enseñanza, pero no se debe aplicar para separarlos y convertirlos en compartimentos aislados unos de otros. Entre las tareas de la Universidad en esa coordinación se destaca la participación en la capacitación de alto nivel de profesores y maestros.

Finalmente, una institución, con un alto sentido de humildad, mucho más preocupada de incorporar la opinión de la sociedad en sus decisiones, de articular efectivamente con la totalidad del sistema de enseñanza, de aceptar la inevitable y deseable evolución de otros servicios académicos públicos hacia la autonomía plena, por ejemplo en el interior, y de entender que incrementar la democracia universitaria no es idéntico a aumentar la endogamia, sino a mejorar dramáticamente la representatividad del actual cogobierno y establecer lazos formales y permanentes con la sociedad y sus representantes.


2.   ¿Cuáles piensa que son los principales obstáculos que la actual Ley Orgánica (LO) universitaria impone a los procesos de transformación de la UR?

Dado el impedimento de ejercer el voto en el CDC de las Facultades creadas pos Ley Orgánica, este constituye un obstáculo evidente. Por otra parte, el incremento de servicios académicos supone un problema, pues el CDC se convierte en una especie de senado, proclive al discurso inconducente, lo que se agrava por la inclusión de temas administrativos en su agenda, aun cuando este punto ha mejorado con la creación del CED.

El Art.202 de la Constitución establece: “La Enseñanza Pública Superior, Secundaria, Primaria, Normal, Industrial y Artística serán regidas por uno o más Consejos Directivos Autónomos”, agrega: “la Ley dispondrá la coordinación de la Enseñanza”. ¿Encontraremos la fórmula jurídica o el jurista destacado que se atreva a considerar que esa coordinación puede establecerse por ley, más allá de las autonomías establecidas en el 202? La Universidad debe poner este tema como primer punto de la agenda de una transformación radical del sistema educativo.

El otro gran tema que hoy obstaculiza la marcha de la Universidad es la mala gestión ¿podremos por medio de una nueva Ley Orgánica establecer una gestión

desconcentrada y delegada, según corresponda? Las consultas a juristas no nos han dado una repuesta afirmativa.

3.  ¿Le parece conveniente que el funcionamiento académico y de gobierno de la Universidad se base en ámbitos intermedios entre el CDC y los servicios? ¿Hasta qué punto le parece que está cuestión debe estar fijada en la LO?

La nueva Ley Orgánica debe evitar consolidar rigideces que en poco tiempo demostrarán se han convertido en obstáculos, en estructuras obsoletas. Tampoco se puede postergar toda decisión a  futuras ordenanzas. Creo que deben mencionarse los órganos de conducción y las proporciones en que estarán representados los órdenes (es decir aquellos que establece la Constitución) y los Servicios Académicos, pero no fijar el número, integración y representación de los órganos intermedios, como es el caso de los Agrupamientos de Servicios. Sobre este punto se ha discutido extensamente. Soy partidario que existan Agrupamientos de Servicios previstos por Ley, pero no establecido su número, ni su integración, ni tampoco que a partir de ellos se elijan los representantes de los Servicios Académicos al CDC.


4.  ¿Qué órganos centrales de gobierno le parece conveniente que prevea la nueva LO y cómo le parece que deberían estar integrados?.

El CDC, con un número más reducido de integrantes, y una proporción similar de representantes de los órdenes y de los Servicios Académicos.

Un Consejo Ejecutivo Delegado de Administración, también con representación de pocos (no más de tres) delegados de los órdenes y de los Servicios académicos y representación con voz y sin voto de los funcionarios no docentes.

En principio, creo adecuada la idea de crear un órgano nuevo, provisoriamente denominado ASSA, como representación de todos los Servicios Académicos, que elegiría a los representantes de los servicios en el CDC, a la vez que podría asumir otras competencias de asesoramiento general.

5. ¿Piensa que la autonomía de la UR debe entenderse esencialmente referida a   los poderes políticos y que por lo tanto la nueva Ley debiera promover una mayor coordinación con los demás organismos de la enseñanza pública? En particular¿considera que debieran haber temas que se resuelvan en instancias de coordinación con  algunos o todos los otros organismos de la enseñanza pública? ¿Cuales serían los temas que requerirían esos acuerdos vinculantes entre los diferentes organismos?

Este punto ya fue respondido en 1. Sin duda, además de participar en la capacitación de maestros y profesores por parte de la Universidad, hay otros puntos de la mayor importancia. ADUR ha planteado este tema en términos que comparto, destaco entre ellos  la imprescindible reflexión y acción en las zonas de articulación de los ciclos educativos, es decir “programas y métodos de enseñanza de los cursos finales de un ciclo y los iniciales del siguiente”.

Noticias

Calidad con equidad de género
Ingrese a la Noticia.
Portal de la Universidad
Invitamos a visitar el nuevo formato para el portal de la UdelaR
Enseñanza en la UdelaR
Novedades acerca de todo lo vinculado a la enseñanza en la Universidad de la República.
Convenios
Acceder al listado